Artículos Periódico Noroeste, Artículos Periódico Reforma, Uncategorized

Detrás de los sellos (II) (Reforma, 13 de octubre; Noroeste 10 de octubre, 2015)

En mi colaboración previa apunté, entre otras cosas, que las leyes del notariado no sólo regulan la función notarial sino que establecen derechos exigibles por nuestros clientes. El mayor o menor respeto de dichos derechos dibuja el estado de salud del sistema notarial.

Algunos de los principios de la función notarial que se traducen en derechos exigibles son la libertad de elección del notario —íntimamente vinculado con el principio de rogación e imparcialidad-; la atención personal por parte del notario, la legalidad, el respeto al arancel y, como sumatoria de lo anterior, el profesionalismo.

La libertad de elección del notario se traduce en el derecho mismo de escogerlo. Nadie nos puede imponer al notario que nos asesorará para dictar nuestro testamento. En el caso de contratos y actos jurídicos en los que intervienen más de una persona, lo que ocurre en las transacciones inmobiliarias, fideicomisos y contratos en general, nuestra ley no otorga el derecho de elección a alguien en particular. Los notarios debemos cerciorarnos de que el cliente acude ante nosotros de manera libre.

La ley española, equivalente a la nuestra, dispone que, tratándose de actos plurilaterales, el derecho de elección reside en la parte que vaya a incurrir en un mayor gasto notarial. Entre nosotros, es menester que ambas partes lo acuerden y ambas soliciten los servicios notariales (sería útil que la ley resolviera la eventual tensión por esta decisión, de manera similar al caso español). Con la rogación, pues, inicia la función notarial que se caracteriza por ser imparcial. De donde se colige que el notario no es, al mismo tiempo, abogado de alguna de las partes.

Una vez que le solicitaron su actuación, es indispensable -en algún momento- la atención personal del notario para cumplir con los deberes de asesoría. El notario debe no sólo leer el documento sino explicar su contenido y advertir sus efectos. Esta función de asesoría imparcial es esencial y elemental. Se vincula con el principio de legalidad que irradia efectos a toda la función desde la rogación hasta la firma de la escritura. La legalidad implica cuidar el respeto al Derecho, en todas sus ramas y disciplinas, incluyendo por supuesto los derechos humanos.

Por último, el principio de legalidad invoca al respeto del derecho vigente. ¿A cuál? A todo. Incluir un objeto social ilícito o protocolizar un acuerdo societario de fusión entre empresas competidoras que implique una concentración indebida en términos de la regulación de la competencia económica, serían aspectos que el notario debería advertir en respeto de la legalidad. Evidentemente, la aplicación de la propia ley notarial es el comienzo de la legalidad del instrumento notarial.

A nuestros clientes les interesa cuidar su bolsillo y pagar lo justo. Los notarios, como agentes económicos, participamos de esos intereses y, en virtud del arancel previsto en la ley, cobramos lo que ahí se indica, ni un peso más ni un peso menos. Con miras a disminuir la asimetría informativa, en lo que a los costos notariales se refiere, la ley nos obliga a exhibirlo en nuestras notarías —igual que los precios al consumidor en cualquier comercio—. Una práctica en pro de la transparencia debería encaminarse en ilustrar a los clientes en cada operación cómo es que calculamos nuestros honorarios.

Como en todos los sectores de la economía y de las profesiones, siempre habrá la posibilidad de que existan profesionales abusivos y desleales, hacia el consumidor, los clientes y el mercado. Afortunadamente, el gremio notarial se integra por profesionales éticos y bien preparados, además de estar supervisados por los poderes ejecutivos de cada entidad federativa y por las autoridades fiscales.

Los abogados somos los primeros llamados por el legislador a respetar la ley, los notarios como juristas, también.

Fernando García Sais

Notario Público 210 de Sinaloa

www.minotario.mx

@FGarciaSais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s