Uncategorized

Anuncios
FORMATOS NOTARÍA 210 GARCÍA SAIS

Cláusula Administración Democrática del Condominio

La administración de los condominios está más o menos regulada en la ley de la materia en Sinaloa.

A continuación les propongo un clausulado que busca introducir incentivos para que los nuevos condóminos asuman un rol activo en la administración y vigilancia.

—————————————————–CAPÍTULO SEGUNDO—————————————————–TERCERA. – NOMBRAMIENTO DE ADMINISTRADOR. – Durante el primer año, contado a partir de que se enajene la última unidad privativa, el Condominio será administrado por el señor Compareciente salvo, y sujeto a, que antes de que transcurra dicho lapso la Asamblea del Condominio decida válidamente que la administración recaiga en otra persona, física o moral. —————————————

—- Transcurrido dicho plazo, estando el Condominio administrado aún por el señor el Compareciente, deberá convocarse a Asamblea de Condóminos para que, como órgano supremo, decida que (i) se entregue el Condominio al Comité de Vigilancia y (ii) la Administración se transfiera a quien en dicha Asamblea se acuerde válidamente, en los términos del artículo 28 (veintiocho) de la LRPC. —————

—- Si transcurre el plazo de un año antes referido y no se ha celebrado una Asamblea o, habiéndose celebrado, no se alcanza un acuerdo para la designación de un nuevo administrador, DESDE ESTE MOMENTO SE DISPONE Y LOS CONDÓMINOS QUE EN LO FUTURO ADQUIERAN ALGUNA UNIDAD PRIVATIVA CONSIENTEN que la administración recaerá de manera democrática entre los condóminos, iniciando en la administración el Condómino del Condominio 3 a partir del primer año y hasta cumplir un año calendario; inmediatamente después, conforme a la misma regla, el Condómino propietario del Condominio 2 y al transcurrir el año entrará en el cargo de administrador el Condómino propietario del Condominio 1. ——————————————–

—- Salvo que en Asamblea de Condóminos se disponga otra regla, este mecanismo prevalecerá por defecto, de tal manera que sucesivamente todos los propietarios sean administradores y nunca haya vacancia en la administración. —————————

—– Cuando los condóminos sean administradores, no recibirán por dicho concepto retribución económica alguna, salvo que en la asamblea respectiva se decida lo contrario. ———————————-

—- Lo anterior, en términos del artículo 27 (veintisiete), fracción I (uno romano), de la LRPC. ————

—- El Administrador del Condominio tendrá las obligaciones y facultades que se describen en el artículo 29 (veintinueve) de la LRPC y de conformidad con lo que establece el Reglamento del Condominio. —

—– CUARTA. – NOMBRAMIENTO DEL COMITÉ DE VIGILANCIA DEL CONDOMINIO. – Los miembros que integrarán el comité de vigilancia serán nombrados en Asamblea de Condóminos y tendrán las obligaciones y facultades que se describen en el artículo 31 (treinta y uno) de la LRPC y de conformidad con lo que establece el Reglamento del Condominio. ———————————————–

—- Si transcurre el plazo de un año contado a partir de la fecha de la escritura de la última enajenación que haga el Compareciente y no se ha celebrado una Asamblea o, habiéndose celebrado, no se alcanza un acuerdo para el nombramiento del Comité de Vigilancia, DESDE ESTE MOMENTO SE DISPONE Y LOS CONDÓMINOS QUE EN LO FUTURO ADQUIERAN UN CONDOMINIO CONSIENTEN que el Comité de Vigilancia quedará integrado de la siguiente manera: será presidente el Condómino propietario del Condominio 2, durante el primer año; al concluir, será presidente el Condómino del Condominio 1 y hasta cumplir un año calendario; a continuación, el Condómino propietario del Condominio 3, durante el tercer año. ——————————————————-

—- Salvo que en Asamblea de Condóminos se disponga otra regla, este mecanismo prevalecerá por defecto, de tal manera que sucesivamente todos los propietarios sean presidentes, debiendo todos los condóminos ser miembros del comité de vigilancia y nunca reunirse la calidad de administrador y de presidente de este comité en una misma persona. —————————————————————————-

—– El CONTENIDO DEL CAPÍTULO SEGUNDO DEBERÁ INCLUIRSE LITERALMENTE EN TODAS Y CADA UNA DE LAS ESCRITURAS DE ENAJENACIÓN DE LAS UNIDADES PRIVATIVAS DE ESTE CONDOMINIO, ASÍ COMO EN LAS SUBSECUENTES ENAJENACIONES, SALVO QUE CON SE MODIFIQUE ESTA CLAÚSULA Y SE INSCRIBA EN EL REGISTRO PÚBLICO DE LA PROPIEDAD. ———————————————————————————————————————————-

 

Ensayos

Factura Electrónica, Inmuebles y Notarios

Fernando García Sais

Notario 210 de Sinaloa

www.garciasais.com.mx

@FGarciaSais

Coordinador del Notariado, Colegio de Abogados Egresados del ITAM

 

Los contribuyentes deben emitir comprobantes fiscales (facturas) por los ingresos que perciban o por las retenciones que realicen. Dichos comprobantes fiscales, desde 2014, deben emitirse de manera electrónica, actualmente se denominan CFDI (Comprobante Fiscal Digital por Internet).

El Servicio de Administración Tributaria ofrece el servicio de facturación electrónica directamente en su página de Internet. Correlativamente a la obligación de expedir facturas, los consumidores y adquirentes tienen derecho a exigir se les emita el Comprobante Fiscal (CFDI).

En operaciones celebradas ante notario público, cuando se enajenan inmuebles, los notarios están obligados a expedir su factura (CFDI) más aparte el “complemento”, también electrónico e imprimible. En el complemento por cada inmueble, en caso de que en un instrumento público se traslade el dominio de más de uno, el notario incluye información esencial relacionada con la operación realizada.

El complemento contiene los siguientes datos: nombre de las partes (persona física / empresa) compradora y vendedora; RFC y CURP (éste último no en caso de empresas. Si es un extranjero no residente fiscalmente en México, se usa un “RFC genérico”); valor de la operación; número de la escritura; fecha de la operación; domicilio del inmueble. Si son varios compradores, se emite un solo CFDI y un solo complemento (en el que se señala el porcentaje que le corresponde a cada adquirente).

En general, no contar con facturas de lo que se adquiere implica no poder acreditar dicho gasto a través de los distintos mecanismos fiscales (sean devoluciones, acreditaciones, compensaciones, deducciones).

Por su trascendencia, el SAT ofrece el servicio de conciliación para que sea la autoridad fiscal la que invite –amigablemente— al proveedor, empresario, agente económico (como el notario) a expedir el CFDI de manera correcta y completa. El sitio es el siguiente: http://www.sat.gob.mx/informacion_fiscal/factura_electronica/Paginas/Solicitud_No_emi_Fac.aspx

La Resolución Miscelánea Fiscal (RMF) prevé supuestos en los que el notario no está obligado a expedir el complemento. La excepción, a la regla general, aplica tratándose de liberalidades como las sucesiones hereditarias (herencia y legado) y donaciones (siempre que sean gratuitas); cuando ante el notario las partes acepten que el vendedor expedirá el CFDI; cuando quien enajena (el vendedor) sea una persona moral; cuando el vendedor sea una persona física con actividades empresariales y el inmueble forme parte del activo empresarial; todas aquellas transmisiones en las que el instrumento público no sea por sí mismo comprobante del costo de adquisición, como cuando el notario protocoliza adjudicaciones administrativas, judiciales o fiduciarias y contratos privados traslativos de dominio a título oneroso.

En 2018, el quinto transitorio de la RMF permite que otro notario, el elegido para formalizar una nueva enajenación, expida el CFDI y el complemento, en caso de que no se haya expedido en su momento (ya sea por el enajenante o el fedatario). Ello aplica solamente si el contribuyente adquirió el inmueble durante el ejercicio fiscal de 2014, pero formalizó (escrituró) ante notario a más tardar el 31 de diciembre de 2017. La RMF también permite que el contribuyente solicite el CFDI y el Complemento a cualquier notario, aunque no se trate de una nueva enajenación, y exclusivamente durante el 2018 (previo pago de honorarios al notario por el servicio de emisión del complemento).

Los notarios públicos de todo México somos coadyuvantes de la autoridad fiscal federal y, en la medida que los contribuyentes proporcionen información certera podremos también calcular y retener los impuestos que correspondan, en la inteligencia que son los prestatarios los responsables por inexactitud o falsedad y deberán cumplir con la contribución omitida y sus accesorios.