Artículos Periódico Noroeste

Ontología Profesional (Noroeste, 18 mayo 2019)

Ontología profesional

A mis maestros

Dr. Fernando García Sais

Notario 210

www.garciasais.com.mx

 

En mis 20 años de ejercicio profesional como Abogado he tenido la oportunidad de conocer muchos, cientos quizá, de jóvenes, hombres y mujeres, que acuden a solicitar una oportunidad laboral o me piden un consejo académico o profesional. Aproximadamente el 10% de ese total hoy son profesionistas exitosos con familias felices.

Del resto, puedo decir que, lo mismo en el sector gobierno que en el sector privado, la nota característica que marca a esa generalidad es la ausencia de claridad respecto de un propósito en la vida como profesionistas, como empresarios y como miembros de una familia.

Dejando de lado los conocimientos adquiridos durante la carrera que, ciertamente deben ser muchos y sólidos (de lo contrario, la verdadera carrera la que se inicia al graduarse será en profunda desventaja), resulta inquietante la ausencia de planes de vida claros, de propósitos profesionales contundentes, fuera de obtener ingresos, ganar dinero, ser rico.

Con quienes he tenido el honor de dialogar, a manera de tutoría, les he insistido en la importancia de definir y de decidir el para qué de su profesión. Salir de casa contento y regresar satisfecho debe ser la meta. La satisfacción es una bolsa a la que, aparentemente, le caben muchos ingredientes; sin embargo, la verdadera lista es muy reducida.

Ganar el dinero indispensable para ser feliz, realizar tareas que impacten positivamente a los demás, aprender constantemente de los colegas, enfrentar retos y superarlos, contribuir con otros en algo (dele Usted el contenido a “algo”, sea creativo por favor), y por qué no: ser reconocido por los logros alcanzados, constituyen algunos elementos esenciales para regresar a casa plenos a convivir con nuestras parejas e hijos y para desarrollar actividades excitantes, estimulantes e impactantes con ellos.

A la postre, dichos hábitos favorecen la formación de un círculo virtuoso: los hijos reproducen ese modelo o esquema y en el largo plazo se edifican familias más plenas y más felices, con profesionistas que cumplen con una clara función.

Hacer jugosos negocios y cobrar comisiones y honorarios jamás producirá el mismo nivel de satisfacción que la más permanente y estable felicidad que produce una vida plena con los pies en la tierra. Pisar bien la tierra nos hará medir nuestra vida, no en dinero, sino en lo largo de la lista de las personas a quienes se ha ayudado a ser mejores, puesto que el que ayuda tiene una alta autoestima y quiere para los otros lo mismo.

Quienes han estudiado en universidades de alto nivel académico, como en mi caso el ITAM, la UNAM o la Pompeu Fabra, adquieren conocimiento de gente extraordinaria; al egresar el trato cotidiano es con gente ordinaria; sin embargo, no debe perderse la oportunidad de aprender de ellos también.

Perderse en la ruta del dinero sin importar violar la ley o lastimar a alguien es equivalente a quien decide ser infiel en su relación matrimonial. Hacerlo excepcionalmente (“qué tanto es tantito”, se dice) producirá que se convierta en una decisión rutinaria que irradiará efectos a los hijos y a la sociedad. No se buscan santos, se busca gente normal. La gente normal comete infracciones menores no delitos mayores ni aplica la deshonestidad como forma de vida.

Por ello, es fundamental que los jóvenes profesionistas (y empresarios) le dediquen tiempo a reflexionar en torno a qué desean, a su plan de vida, a los porqués y, quizá, con algo de soberbia piensen cómo serán recordados cuando se mueran. En una sociedad con valores cristianos como la nuestra, me parece que el criterio de medición en el más allá, sería sin duda en los términos anotados, no en que tan ricos fuimos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.