Artículos Periódico Noroeste

Escrituras y algo más: solución de conflictos en las notarías (Noroeste, 6 de mayo 2019)

Fuente web:

https://www.noroeste.com.mx/publicaciones/opinion/escrituras-y-algo-ms-solucin-de-conflictos-en-las-notaras-108748

 

Dr. Fernando García Sais[1]

Notario Público 210 de Sinaloa

http://www.garciasais.com.mx

Resolvamos los problemas que en los juzgados tardan meses, en días o en semanas.

Los notarios, no sólo en Sinaloa, sino en otras entidades federativas e, incluso, en países como España y Francia, además de autenticar o dar fe como rasgo genético esencial, realizan potencialmente otros actos como mediar entre las partes o fungir como árbitros. La mediación y el arbitraje, son medios alternativos de solución de conflictos (MAC´s o ADR´s en Inglés: alternative dispute resolution) que han mostrado gran eficacia y eficiencia en la búsqueda de vías más adecuadas para resolver fricciones entre personas y empresas.

Para cualquier abogado y estudiante del Derecho, dichos conceptos resultan muy familiares. Hace 20 años que pasé por el Departamento de Derecho del ITAM ya se estudiaban y, junto con el Análisis Económico del Derecho, los MAC´s se revelan como una alternativa que reduce tiempos para las partes, alivia la carga de trabajo en los juzgados y resuelve más rápido y eficazmente los problemas entre las partes. Se dice que se trata de una especie de “justicia privada” en la medida que se contratan los servicios de un perito en Derecho y, en ocasiones, los paneles arbitrales incluyen a expertos en los temas concretos de la contienda (piénsese en un incumplimiento de un contrato para la construcción de un aeropuerto).

La función del notario no debe constreñirse pues a hacer escrituras. Eso es parte de la filosofía anacrónica de la actividad. El notariado debe potencializar su actividad y aprovechar el enorme talento de los juristas que lo integran en beneficio de la sociedad. Hacerlo así implicará externalidades positivas incluso para otras personas que no ven distraída la labor de los jueces en asuntos que sí ameriten llegar a los tribunales. Si en algo debemos apoyar a la sociedad es en evitarles conflictos y una vez que surjan apoyarles a encontrar las mejores soluciones.

En el futuro, las próximas generaciones seguramente verán que la ampliación a las tareas del notario son fruto de una evolución constante que aporta y construye al notariado. Hay algunas áreas en las que los MAC´s tendrían un rol crucial a partir de la consideración de que los notarios poseen una sólida preparación jurídica pluridisciplinaria y hoy cuentan con abogados expertos en varias disciplinas. La reputación del notario, su perfil, su trayectoria son unos cuantos elementos que lo configuran como el idóneo para participar proactivamente entre las partes para alcanzar soluciones mutuamente satisfactorias.

Preventivamente, el notario aconseja; posteriormente, ayuda a resolver conflictos. “Notaría abierta, juzgado cerrado” (Joaquín Costa dixit). La mediación y el arbitraje fortalecen al notariado y le dan cuerpo social al gremio, además de que lo redimensiona y lo legitima con la ciudadanía que, en algunos sectores, ven al notario como un extractor de rentas (que no lo es, por los grandes beneficios a la seguridad jurídica y a la paz que tiene el instrumento notarial).

La participación del notario en una mediación se acerca a la negociación asistida: encontrar la verdadera fuente del problema y resolverlo. No se trata de encontrar un culpable, estigmatizarlo o imputarle faltas. Se trata de entender la realidad, los intereses y las necesidades objetivas y razonables y llegar a un acuerdo. Son las partes las que van abriendo los ojos y transitando hacia mejores situaciones y utilizar los recursos de manera más inteligente. Incluso si las partes no llegan a un acuerdo que se pueda plasmar en un instrumento notarial, el proceso de mediación les habrá resultado de utilidad para entender un poco más a cerca de la situación, posibilitando que posteriormente lleguen a un acuerdo.

Tanto en el Derecho Civil, como en el Familiar y en el Mercantil, hay temas susceptibles de someterse a la mediación ante el notario. Contratos de compraventa de inmuebles con o sin créditos con garantía hipotecaria, contratos de arrendamiento, conflictos en condominios, reclamaciones por daños derivados de responsabilidad civil, conflictos entre herederos, conflictos matrimoniales, conflictos entre concubinarios (y en general con todo tipo de parejas), conflictos en la empresa (incluyendo a la familiar), conflictos entre socios y accionistas, entre empresas y consumidores, entre empresas y sus proveedores, por mencionar algunos.

El notariado construye el camino para la seguridad jurídica y para la paz. Con nuestra participación en la solución de fricciones, como las apuntadas, la sociedad recibe mejores servicios notariales.

 

[1] Licenciado en Derecho por el ITAM. Doctor en Derecho por la UNAM. Autor de obra jurídica en materia de Notariado, Consumidores y Derecho Concursal. Coordinador del Notariado en el Colegio de Abogados Egresados del ITAM.

Anuncios